Logo
Inicio
Inicio
>> Diccionario
>> Herramientas
>> Preguntas Frecuentes
>> Normativa
>> Enlaces
>> Monitor

MMCC: Monitor del Mercado de Crédito al Consumo

Octubre 2012.

El mercado de créditos al consumo para familias de los sectores socio-económicos “medio” y “medio-bajo” confirma una mayor cautela de los uruguayos a la hora de tomar endeudamiento, lo que ocurre durante una fase de desaceleración que se había detectado en el primer trimestre del año y que mantuvo la misma tendencia en el segundo trimestre. Estas conclusiones surgen de datos primarios del sector, procesados por el departamento de investigación de “Pronto!” y por servicios contratados en asesoría económica y opinión pública.

La propensión a contratar créditos al consumo de las familias comprendidas en este estudio, da el nivel más bajo desde setiembre de 2008, primer registro de este Monitor.

El monitoreo abarca a familias que habitualmente son tomadoras de créditos al consumo y que están comprendidas en los segmentos socioeconómicos de rangos “C-2” a “E” que comprenden el 94% de la población.

El relevamiento no incluye los sectores “A”, “B” y “C1” que tienen acceso al sistema bancario privado. Tampoco comprende, este monitor, los préstamos destinados a la adquisición de bienes durables u otros activos, como automóviles, casas y apartamentos, sino que se limita al crédito al consumo para las familias de sectores indicados.

La tendencia, señalada al comienzo, cuenta con altas probabilidades de intensificarse en el cierre de 2012, por un comportamiento de prudencia que exhiben los consumidores sobre el final del trimestre julio-setiembre.

Los datos del monitoreo entre usuarios del sistema, indican que ante la percepción de que la economía ingresó en una fase de menor ritmo de crecimiento, los consumidores recurrieron a una conducta de mayor atención en sus decisiones de financiamiento.

Esto se ha dado en otros momentos en los que la economía daba señales de cambio de tendencia o de dudas sobre la evolución futura.

Las respuestas de los consumidores sobre expectativa de la economía en próximos meses se han vuelto un poco más conservadoras, y dado que el nivel de endeudamiento de las familias venía aumentando, aunque igualmente dentro de niveles manejables, ello confluyó en una actitud de mayor prudencia.

Lo mencionado se da en un contexto de crecimiento económico que se desacelera pero que da continuidad a un incremento del Producto Interno Bruto y sobre todo del ingreso per cápita.
Las proyecciones de los servicios de consultoría económica indican una continuidad de crecimiento en el consumo durante este año, en torno a 5%, pero con un PIB que tiende a cerrar con un aumento del entorno de 4% respecto a 2011.

Al igual que sucedió en el 2008, las personas bajaron sustancialmente su propensión a contratar nuevos créditos en el futuro, pasando de valores del 25% en 2011 y de 41% en el 2010 al 14% en mayo y al 10% en setiembre.

Propensión a contratar crédito en el futuro

La gráfica muestra el porcentaje de personas que manifiestan su intención a
contratar crédito en los próximos cuatro meses.

Se consolida la tendencia a la baja que se ha venido registrando en las mediciones desde mayo de 2010, alcanzando en la última su valor más bajo. Es posible estimar que las personas llegaron a un nivel de endeudamiento en el cual cambiaron su visión sobre aumentar su volumen de deuda.

A este análisis, debe agregarse que en los últimos años, las personas habían acompañado el aumento de deuda con niveles de consumo que habían postergado desde el quinquenio anterior. Este efecto parece haberse estabilizado. Al observar la tendencia desde fines de 2009 se comprueba una baja persistente en la idea de contratar deuda a futuro.

Como ha sucedido en el pasado, en casos en que el futuro económico presenta mayor incertidumbre, las personas se adelantan y toman una posición más restrictiva con el crédito. Esto podría estar explicando esta tendencia, similar a la que se dio en 2009.
ENDEUDAMIENTO VIGENTE
Créditos vigentes (préstamos, órdenes de compra o TC)

La gráfica muestra el porcentaje de personas con algún tipo de endeudamiento vigente:
Préstamos, Tarjetas de Crédito y/o Órdenes de Compra.

Tal como se apreciaba en la pasada emisión de este Monitor, en julio de 2012, las personas mostraban una menor propensión a contratar crédito en el futuro. En esta medición de setiembre se convalida dicha tendencia, disminuyendo el porcentaje de personas que declara tener algún tipo de endeudamiento vigente.

De alguna manera, podemos ver que las personas llevaron a los hechos sus expectativas futuras, que habían declarado pocos meses antes.

ENDEUDAMIENTO CON TARJETA DE CRÉDITO SOBRE TOTAL DE ENDEUDAMIENTO

La gráfica ilustra sobre el porcentaje de personas que tiene endeudamiento con Tarjetas de
Créditos sobre el total de consumidores con préstamos o créditos pendientes.

La tendencia de la participación de “Tarjetas de Crédito” en el stock de endeudamiento se mantiene con relativa estabilidad, manteniéndose por encima del 75% en todas las mediciones.

Créditos Vigentes (préstamos y órdenes de compra)

Este gráfico toma el porcentaje de usuarios del mercado, con Préstamos u Órdenes de
Compra vigentes, se excluyen aquellos que tienen únicamente Tarjeta de Crédito.
La Orden de Compra es un tipo de crédito destinado a adquirir mercaderías, muy común
en el sector comercial.

Como se apreciará más adelante, el nivel de deuda en relación al ingreso de las personas se mantuvo estable. En contrapartida, disminuyó la cantidad de créditos per cápita, vigentes al mismo momento.

En tanto, el porcentaje de personas que mantiene deuda en préstamos personales u órdenes de compra, disminuyó en setiembre respecto a las últimas mediciones, como se observa en el gráfico.  

Promedio de préstamos vigentes

La gráfica ilustra la evolución de la cantidad de préstamos que tienen las personas, con
préstamos vigentes, al momento de realizada la encuesta.

El valor disminuyó de 2.1 (registrado en mayo) a 1.7 en la medición actual. Lo que se desprende de esta realidad es que las personas poseen menor cantidad de créditos, con montos promedio algo mayores que los verificados en otras mediciones.

Promedio de  TARJETAS DE CRÉDITO Vigentes

La gráfica ilustra la evolución de la cantidad de tarjetas de crédito que tienen las
personas, con tarjetas vigentes, al momento de realizada la encuesta.

Si bien se aprecia una marcada estabilidad en la cantidad de tarjetas per cápita (1.7), la deuda promedio que cada persona tiene en tarjetas de crédito, ha mostrado una disminución en la última medición.

Evolución del Saldo Total de Tarjetas de Crédito
(INDICE en pesos uruguayos CON BASE 100=SET.2008)

La gráfica muestra la evolución del índice que mide el volumen de deuda
correspondiente al saldo total por concepto de tarjetas de crédito, en pesos uruguayos,
con base 100 en setiembre 2008.

El índice que mide dicho volumen de deuda, se contrajo 9 puntos porcentuales entre las mediciones de mayo y setiembre de 2012.

Ratio endeudamiento cuota/ingreso

La gráfica muestra la evolución del monto que representa el pago por concepto de
cuotas de préstamos, órdenes de compra y pagos mínimos de Tarjeta de Crédito, en
relación al ingreso que tienen las personas con algún tipo de endeudamiento vigente.

Como se mencionó anteriormente, la cantidad de créditos vigentes que tienen las personas, en promedio, ha disminuido. Esta situación explica la baja del porcentaje del ingreso que estas destinan a pagar las cuotas de los préstamos y los saldos de sus tarjetas de crédito.

Es importante destacar que esta baja del ratio endeudamiento cuota/ingreso no significa que haya bajado el endeudamiento de las familias, sino que lo que se reduce es el peso de la cuota que deben pagar (por préstamo o por tarjetas), en relación a su ingreso. Y el ingreso también ha venido en aumento.

Ratio Endeudamiento Monto/Ingreso


La gráfica ilustra la evolución del monto total adeudado por préstamos, órdenes de compra y Tarjeta
de Crédito, en relación al ingreso que tienen las personas con algún tipo de endeudamiento vigente.

El nivel total de deuda en relación a los ingresos se mantiene estable desde la última medición. Este dato, vinculado con el anterior, explica que el plazo de la deuda haya aumentado significativamente.

El indicador muestra que para las personas que tienen algún tipo de endeudamiento, en promedio, éste representa tres veces su ingreso. Dado que este valor ha crecido desde el 2009, (por más que los ingresos han crecido en forma importante), puede estar incidiendo en la menor propensión a contratar nueva deuda.

plazo máximo de cancelación (en meses)
Promedio de toda la muestra

La gráfica muestra la evolución del promedio del máximo plazo de cancelación expresado
en cantidad de meses.

Esta gráfica contiene un dato relevante, cuando se intenta analizar el nivel de endeudamiento y las posibilidades de repago ante cualquier eventualidad: es la referencia al plazo máximo de cancelación de deuda y que actualmente está en 16 meses y medio, aumentando significativamente en 2012.

Estos indicadores se dan en un contexto macroeconómico de crecimiento, aunque desacelerado, que tiende a ser de 4% para este año y de algo menor para el próximo, según proyecciones de las consultoras privadas. También se da en tiempos de presiones inflacionarias sobre las cuales trabajan las autoridades económicas para procurar que los precios puedan registrar una tendencia lo más alineada posible a la meta oficial, que es de una franja de 4% a 6%.

En la próxima medición se podrá comprobar si la baja en la propensión a contraer créditos se tradujo en decisiones concretas, lo que en principio parece verificarse en señales primaras del sector.

© Consumo Responsable – Todos los derechos reservados.